viernes, 27 de noviembre de 2009

Lo que es no tener nada que hacer

En Puerto Rico nos encanta copiar las imbecilidades de los gringos. No solo nos ponemos a celebrar un día feriado tan sángano y bobolón como el de Thanksgiving, (aún cuando eso no tiene ninguna relevancia histórica o cultural para Puerto Rico), sino que damos libre desde el Jueves hasta el Lunes.

En la UPR de Río Piedras como hubo tanto paro, cierre administrativo, y días sin clase por otros motivos políticos se supone que hubiese clases hoy viernes para tratar de compensar las 45 horas contacto por las que pagan los estudiantes cuando cojen un curso de 3 créditos. A la clase de hoy por la mañana solo vino un estudiante, y no pude dar clases porque los portones y todos los salones de la Facultad de Humanidades donde me asignaron un salón para mi clase de matemáticas estaban todos cerrados a las 10 de la mañana. Esto es inaudito. Ni los conserjes, ni los profesores, ni los estudiantes le hacen caso a los administradores de esta universidad. Yo vine a tratar de dar clases y cumplir con mi deber, pero no pude. Suerte que me pagan igual, ¿no?

consume Pero lo más ridículo de estos días de “fiesta” importados es la nueva “tradición” consumerista del “Black Friday” o la “Venta del Madrugador”. Veo en los periódicos videos y fotos de manadas de gente morona y ridícula que se apostan frente a todas las mega-tiendas multimillonarias del país desde las 2 y las 3 de la mañana para entrar corriendo como locos a comprar productos de lujo como TVs, computadoras, juguetes, bicicletas, adornos, y miles de porquerías más. Se empujan y se patean unos a otros a altas horas de la madrugada como estampidas de bestias salvajes cuando abren las puertas de las tiendas como Wal-Mart, Sears, Best Buy, Toys R-Us, y otras tiendas gigantes y ultra-ricas. Que son tan ricas por la eficiencia y desparpajo con las que se dedican a estafar a sus clientes y a pisotear a la competencia del pequeño comerciante local.

madrugador Por toda la isla hay miles y miles de estos descerebrados en este ritual tan imbécil como asqueante. ¿Y para qué? ¿Para hacer más ricos a esos comerciantes extranjeros? ¿Para ahorrarse unos pesitos que después perderán porque cojen todo con tarjetas de crédito que con una tasa de 24-26% de cargos de financiamiento, y diversas multas y recargos, los pondrán a pagar más de lo que supuestamente se ahorraron en ese festín de adoración al becerro de oro del consumismo?

A la verdad que para amanecerse un día de fiesta en frente de una tienda esperando por horas en el frío y el sereno a que la abran, para luego entrar corriendo y empujando a otros para comprarte unos zapatos o una olla de presión hay que estar mal de la cabeza. Y lo más deprimente es ver las cantidades inmensas de gente que hacen precisamente eso. A veces a uno le da vergüenza pertenecer a esta especie.

Technorati claim code: M9NWVFKX43M9

13 comentarios:

Prometeo dijo...

Se parecen a las vacas cuando las sueltan a pastar.

Adelante y éxito.

Flor de atar dijo...

Me pasó exactamente lo mismo con mi clase de Imagen Digital I, nadie abrió el Departamento de Bellas Artes, por lo tanto el profesor no pudo dar la clase.

Waldemar dijo...

Y eso que las cosas estan malas en este pais. Lo que es la ignorancia...

yuyo dijo...

Amen; Las cantidad de personas que fueron hoy a "dizque" aprovechar los especiales del "black friday" dividido por la cantidad de habitantes de Puerto Rico multiplicado por 100 es el % de habitantes de nuestra isla con alguna condición mental.

Ms. Conciencia dijo...

Definitivamente, aunque ya mi madre jode con lo mismo, prefiero criar a mis futuros hijos con la realidad de que la Navidad es puro consumerismo, que no es en diciembre, sino en junio (ya los científicos confirmaron que la estrellita ésa estaba en esa época en ese tiempo, válgame la redundanciaque el Black Friday es una estupidez, y que sólo en las ventas del pasillo y las farmacias y pequeñas industrias consigues mejores precios que en las mega-tiendas (imagínate comprar un artículo que te cuesta $6-$7 en Walgreens, y a lado de la plaza pública de mi pueblo lo consigo por trapo de ¡$4, sufre Walgreens!)... ¡Cómo está el bruto, no ignorante (el ignorante aprende, el bruto no), en este país!

Manolo Matos dijo...

En verdad que lo que dan es lástima. Yo prefiero pagar el doble que arriesgar mi vida en ese crical.

Ms. Conciencia dijo...

Mano, lo peor del caso es que esa gente se lleva hasta ¡los hijos!, sin importar la edad, imagínate. Está del carajo, y que llevarse en ese matadero a sus pequeños. Pero como muchos de ellos son tan imbéciles, no se puede esperar mucho de ellos.

JavierOmar dijo...

Estaba viendo la lista de artículos de primera necesidad que los devotos a San Obama el Bondadoso y San Fortuño Faltoehuevo compraron con tanto fervor: electrónicos, juguetes, y comforters. Gran cosa. Se ahoora los chavos que tendrán que gastarse en espejuelos nuevos, heridas por vidrios rotos, y cualquier otro achaque generado por la manada de mentes manipuladas.

Por eso los Viernes Negro son una pérdida de tiempo.

Ley La Terrorista dijo...

estampida de cuponeroooos ahora es matenlos matenlos! tu por alla y yo por aca vamos que tenemos solo hasta las 10 para exterminarlos

Rocha dijo...

Acá en Argentina , por suerte, adquirimos algo menos de costumbres yanquis consumistas. Aunque cada vez hay más gente que celebra "halloween" y salen disfrazados como pelotudos. Pero la cosa consumista navideña está viniendo bastante tranquila, será que descendemos de italianos y judíos?
Te felicito por el blog, muy interesante de verdad.

Leonardo Sanchez Coello dijo...

Saludos desde Perú.

Ayúdennos a difundir esta iniciativa "Salvemos el nevado Huaytapallana (Huancayo)". Este es el grupo en FacebooK:

http://www.facebook.com/pages/Salvemos-el-Huaytapallana/181917309322

¡Únamonos para salvar los glaciares peruanos!

Leonardo Sánchez Coello
http://pepascientificas.blogspot.com

David dijo...

Viste una película que se llama They Live!? En ella un hombre encuentra unas gafas que le hacen ver el mundo tal como es con mensajes subliminales revelados sólo al usar esas gafas. Con ellas veía que lo que nos rodea es un complot para mantener a la gente dominada. Leía por todas partes mensajes como obedece, duerme, no pienses y consume. Los habian puesto unos extraterrestres malignos. Creo que en PR vivimos en esa pesadilla.Ponen a la gente a salivar con estímulos programados. Como las ratas en laberintos que le dan a botones o palanquitas para recibir gratificación instantánea. Igual Pavlov estaría orgulloso.

Alkarah José Hirán dijo...

Wow, They Live es la pélicula que sale Rowdy Pipper el luchador. Es un clásico de ciencia ficción moderna.

Los mensajes ocultos estan en nuestra sociedad también, lástima que no muchos tienen las gafitas para verlos claramente.

Ramón alquilese They Live, buena crítica social en una película de extraterrestres.