lunes, 22 de septiembre de 2008

Honrando la memoria de mi mamá

Hoy a las 4 de la mañana murió mi mamacita querida, Haydeé Alemán, a la edad de 70 años. El mundo ha perdido a uno de los mejores seres humanos que jamás lo hayan habitado. Murió en paz después de haber vivido una vida ejemplar haciendo siempre lo que mejor sabía hacer: querer a los suyos y hacerlos feliz. Eso vale mucho más que el oro o las cosas materiales.

No habrá velorio, ni llantos, ni vestimentas negras. Gracias a la providencia ninguno de sus hijos ni mi papá somos religiosos, ni tenemos que encomendarla a ningún mítico "más allá". No hay que vivir engañados de que se ha vuelto un fantasma inmaterial que nos mira de sabe quien donde, porque en el cielo solo hay nubes y estrellas. Ella vuelve al planeta. Quizás su cuerpo se vuelva abono para unas lindas flores o parte de los minerales de un río.

Vivirá, eso sí, en nuestra memoria. Porque esa es la única manera de que la gente buena logra trascender a la muerte. Dejando huellas en otra gente. Hay un dicho que reza que uno logra ser inmortal si planta un árbol, escribe un libro o tiene un hijo. Y por eso mi mamá seguirá viva en la memoria de su familia. El cual es un buen lugar para vivir después de muerto, creo yo.

Adiós, mamita. Gracias por tu amor, por tu comprensión, por tu alegría, por mi vida, por mis recuerdos, por los valores que nos enseñaste, por tus comidas, por tus regalos, por cuidarnos cuando estábamos tristes o enfermos, por consolarnos cuando llorábamos, por reír con nosotros cuando estábamos alegres. En fin, por ser quién eras.

Y te dedico esta linda canción de Rubén Blades. Porque si uno se tiene que morir, es mejor morir cantando.

Viajero soy y seré.

Caminos que apoyaré

mi vista en el horizonte

No sé donde acabaré,

pero si mi cruz ve usted,

Siga la ruta en mi nombre…

Tus hijos, tus nietos y todos los que te quisimos y conocimos seguiremos la ruta de la vida en tu nombre.

Blogalaxia Tags:



7 comentarios:

Ana dijo...

Por siempre sea recordada con orgullo, fortaleza y alegría!

A.

Esceptico dijo...

Saber que crio a un ser humano creyente en la ciencia, la naturaleza y la capacidad del ser humano es muestra suficiente de su grandeza.

Perder un ser querido nunca es facil, pero su memoria permenecera en la memoria de las siguientes generaciones.

Cuenta con mi apoyo siempre.

Don Segundo dijo...

Adelante, fortaleza hoy y siempre.

"La más bella palabra en labios de un hombre es la palabra madre, y la llamada más dulce: madre mía".

Khalil Gibran

Don Segundo dijo...

Nuestra solidaridad.

El hombre completo es un edificio que no se acaba nunca.

Eugenio M. de Hostos

karlos dijo...

Un abrazo compañero desde Euskal Herria.

Felicidades por el Blog.

PabVarona dijo...

Una despedida muy bonita, moderna y de mucha honestidad... esta muy linda la canción...

Apoyo Ramon!

Toda mi solidaridad...

Anónimo dijo...

No hay peor ciego que el que no quiere ver. Aqui todos se estan dejando llevar por la emocion y no por un buen juicio. "¿Que es la la providencia a quien das gracias?" No te entiendo.