sábado, 13 de febrero de 2010

Fortuño se va a juyir

Sale ayer una nota en el Vocero que indica que Fortuño no quiere hacer un plebiscito criollo porque hay que “seguir esperando” por el Congreso para tratar de pedir la estadidad aunque los estadistas tienen una mayoría y un control absoluto del aparato gubernamental en la colonia de la ínsula barataria de Puerto Rico.

Miren lo que dice nuestro benémerito Gobernador colonial:

El mandatario reveló hoy en conferencia de prensa que no apoya esa medida para resolver el estatus de Puerto Rico.

“No lo avalo, es contrario a lo que presentamos en la plataforma de gobierno, es contrario a lo que hemos dicho y discutido en directorio. Tenemos el proyecto H R 2499 (del comisionado residente Pedro Pierluisi) corriendo”, expresó Fortuño.

Reiteró, además, que primero se debe buscar una consulta promovida por el Congreso de los Estados Unidos.

“Hemos sido claros. Una consulta avalada por el Congreso tiene más peso que una criolla. Vamos a esperar un período razonable para que corra ese proceso”

Qué clase de “estadistas“ nos han salido estos PNP. Los ilusos como Melinda “La Potranquita” Romero dicen, y con mucha razón, que ya ellos ganaron por pela, que el PNP es un partido estadista, y en su Programa de Gobierno prometieron buscar la estadidad. Así que no hay que buscar más ná ni hacer plebiscitos adicionales. Lo que procede es ir a Washington a solicitar admisión como estado.

Pero el PNP manda al papanatas de Pierluisi a someter un proyecto al cual ni los conserjes del Capitolio federal le hacen caso pues ni para papel de inodoro lo quieren usar. Y la lógica te dice que como el PPD está en cantos ahora mismo, si hicieran un plebiscito ahora ganaba la estadidad sin problemas. Así que uno se pregunta: “Si yo de verdad quisiera la estadidad, ¿por qué seguir dándole vueltas a la noria y no acabar de pedirla ya cuando tienen todas las de ganar en PR?”

"Tenemos el proyecto H R 2499 corriendo". Qué clase de bambalán es este Fortuño. Corriendo para ser enterrado en el cementerio será...

Fortuño y los PNP son "Aníbal y Sila Parte II". Unos inmovilistas que no quieren tocar la colonia porque SABEN MUY BIEN lo que va a pasar si se ponen a pedir la estadidad. Y tan pendej... que son los estadistas bobos que votan por ellos y les creen sus embustes.

Si el PIP llegara a ganar una elección y al día después de juramentar no se ponen a hacer un plebiscito para pedir la independencia verías que los pipiolos en masa nos les meteríamos en la oficina y les dábamos a los líderes hasta dentro del pelo.

5 comentarios:

Kofla Olivieri dijo...

La gente de Puerto Rico todavia le sigue creyendo los embustes a esos politicos de papel que tenemos. La isla seguira en el mismo embeleque por toda la vida. Estados Unidos no quiere que seamos estado, y nunca nos dara la independencia.

Alkarah José Hirán dijo...

Es que por eso mismo estamos como estamos, los estadistas se quedan sin hacer nada. Nunca van a hacer ese plebiscito porque Puerto Rico nunca será estado, ellos ya lo saben pero se lo quedan callao al pueblo desinformado.

Prometeo dijo...

Ninguno de los tres partidos quiere definir el estatus, ninguno.

Adelante y éxito.

Ramón López dijo...

Prometeo:

Lo siento pero debo diferir. El PIP es el único que consistentemente lucha y ha luchado contra el colonialismo en todos los foros a su disposición. Jamás ha tratado de rehuir o retrasar plebiscito, Asamblea, vista pública o comparecencia internacional. La evidencia es clara. Si se discute el status de PR en San Juan, Washington, Nueva York o en la Luna ahí está siempre el PIP defendiendo la Independencia y denunciando el inmovilismo y el coloniaje.

Rakim XXI dijo...

Sobre lo que he leído sobre historia y política en Puerto Rico me daba indicio de que el Partido Nuevo Progresista no abogaba ciertamente por la estadidad, sino por los intereses norteamericanos y los propios de su gente. Y que por otro lado el propagar el nacionalismo-pro estadunidense es más que favorable, ya que esta ideología en particular coincide con los valores propagados por la sociedad de consumo.