jueves, 15 de abril de 2010

De transistores al cerebro de un gato

Una de las metas de los ingenieros de computadora más ambiciosos es lograr crear una computadora con “inteligencia artificial”. Esto generalmente quiere decir que haga cosas que son naturalmente instintivas y sencillas para seres biológicos más o menos inteligentes.

catbrainaste Lo ideal sería tener un robot tan o más inteligente que Einstein. Pero eso está lejitos todavía. Un ingeniero de la Universidad de Michigan está tratando de lograr una meta más modesta y realizable con tecnología existente: una computadora tan inteligente como un gato.

Aunque las computadoras son rápidas y buenísimas para cálculos matemáticos, procesos algorítmicos, y el guardar y manejar información, ahora mismo son bien brutitas para procesos de reconocer patrones complicados o actuar creativamente de formas diferentes ante situaciones cambiantes. Un gato puede reconocer una cara mucho más rápido y eficientemente que la más avanzada supercomputadora.

En este interesante artículo basado en una publicación del Doctor Wei Lu que saldrá en la revista Nano Letters de Abril nos cuentan como lograr una red neural que se acerque a la capacidad de reconocer imágenes con la eficiencia que lo hace el cerebro de por lo menos un gato. Eso no es “Skynet” o “The Matrix” todavía, pero va por buen camino.

El Dr. Lu intenta conectar de manera parecida a las sinapsis entre las neuronas del cerebro un montón de dispositivos que el llama “memristores” (una mezcla de memoria y transistor). Un circuito que regula el paso de corriente a través de él pero basado no solo en los voltajes a los que esté conectado en ese momento, sino que recuerda y reacciona a como han ido cambiando esas señales eléctricas en el pasado. Con memristores que se pueden programar para conectarse y desconectarse entre sí y con otros componentes electrónicos se puede simular los procesos en el cerebro que forman la base de la memoria y el aprendizaje en organismos biológicos complejos como los mamíferos.

Con la plasticidad y versatilidad electrónica dsylvester-tweetye los memristores se pueden elaborar redes neurales que puedan hacer computaciones complejas de forma paralela donde millones de procesadores operan a la vez y se dividen los detalles del proceso complicado que se vaya a realizar en tiempo real. Así se puede lograr reconocer imágenes y figuras tridimensionales con la misma eficiencia con la que un gato ve a alguien y lo puede reconocer desde cualquier ángulo.

Tal vez Piolín cuando vea la nueva computadora del Dr. Lu nos diga su famosa frase de “Me pareció ver un lindo gatito”.

3 comentarios:

Luis Gerardo dijo...

Interesante artículo, definitivamente para que la computación pueda seguir su camino de crecimiento, nuevos métodos algorítmicos y de procesamiento son necesarios. Las computadoras por más rápidas que sean actualmente no están necesariamente optimas para ciertas tareas aun.

Alkarah José Hirán dijo...

Saludos Ramón.

¿Usted cree que podamos ver el día en que juguemos video juegos sin controles, o sea solo con nuestra mente?

Me imagino que eso va a suceder algún día, pero los otros días me preguntaron si iba a pasar en nuestro "time line" o sea en nuestra vida antes que nos busque la muerte. Lo único que pude decir fue que no, pero ahora leyendo su post me pone en duda.

Tal vez este a la vuelta de la esquina el día que haga que Mario rescate a la princesita con tan solo pestañear, no se, ojala.

El Tabonuco dijo...

Te vi en las noticias, Gracias por apoyar el estudiantado caballero.