jueves, 13 de septiembre de 2007

Las neuronas y la política

Vaya título tan extraño, ¿no? De analizar la política puertorriqueña (y en general, de cualquier parte del mundo) uno pensaría que estas dos cosas no tienen nada que ver una con la otra, pues es sabido que los políticos parecen no tener cerebro, o al menos sacan más votos mientras más actúen como si no lo tuvieran. He visto muchas quejas de que los profesores y científicos no resultamos ser muy buenos políticos porque nos la pasamos enseñando, y hablando con puros datos como si estuviésemos dando clases o conferencias, y eso es DEMASIADO INTELECTUAL para el votante promedio. El votante promedio prefiere un "líder", alguien con quien hacer chistes y tomarse una cerveza, alguien que le diga lo que tiene que hacer, y que se muestre "fuerte" como guapo de barrio listo a entrarse a las trompadas con los "malos" del otro bando. Ayer leía en un blog de ciencias que la tendencia de varios científicos, (como Richard Dawkins, Christopher Hitchens y muchos de los luchadores contra las fuerzas del oscurantismo creacionista que arropa los EE.UU.), de criticar la religión por su falta de pensamiento crítico y racional era preocupante y peligrosa. No porque sus argumentos no tuvieran razón y no porque no fuese absolutamente cierto lo que dicen, sino porque esto podría hacer que al votante promedio (que es religioso, cree en fantasmas y OVNIS, odió sus cursos de física y matemáticas con pasión, y no lee libros porque le resulta más fácil ver TV o películas) le empezaran a caer mal las ciencias. Y eso empeoraría la tendencia (ya preocupante bajo la Administración Bush en los EE.UU.) de que el estado le retirara cada vez más los necesarios fondos gubernamentales que se necesitan para hacer ciencia de calidad. Quizás sea verdad. Pero yo prefiero ser una persona inteligente pobre y con honestidad a tener que ser un hipócrita y "brutalizar" mis argumentos para que las masas me den más chavos. Pero eso soy yo, que claro no uso muchos chavos al hacer física teórica.

De todos modos, la razón para el título es que descubrí un artículo de la prestigiosa revista científica Nature donde David Amodio, un neurocientífico de la Universidad de Nueva York, y sus colaboradores acaban de publicar un interesante estudio que dice que las preferencias políticas liberales de izquierda o conservadoras de derecha se deben a que la actividad neuronal de los izquierdistas y de los derechistas ES DIFERENTE. Así que el ser PNP o Republicano derechista tiene un componente genético-fisiológico, así como el ser un brillante independentista liberal o un comunista. Esto generó muchas reacciones diferentes en la blogosfera desde los incrédulos que se burlan hasta los deterministas científicos que se maravillan ante el poder creciente de la neurociencia. Claro, es todavía imposible determinar si Rosselló es así de bruto y ridículo por la acción de sus genes que le determinaron la estructura cerebral o por la interacción con el entorno social de las cucarachas corruptas que pululan en las altas esferas del PNP. Igual con la ambigüedad y la propensión a la mentira de Aníbal Acevedo Vilá, o la testarudez y persistencia asombrosa de Rubén Berríos. Cuanto del comportamiento de un individuo es biología y cuanto se imita de vivir en sociedad, ("nature vs nurture"), es muy difícil de determinar aún.

Pero este estudio parece apuntar a que las preferencias políticas, (que parecerían ser la imitación del entorno social por excelencia), tienen un fuerte componente biológico. Amodio y sus colaboradores encontraron que los conservadores derechistas tienen un cerebro más duro y fosilizado. Que son buenos tomando decisiones en que los patrones neuronales se mantengan siempre similares y no cambien mucho. A sus cerebros se les dificulta crear nuevas conecciones y nuevos grupos de neuronas que empiecen a disparar como un todo creando nuevos símbolos y nuevas ideas. Por eso su preferencia por quedarse igual y temerle al cambio. En cambio los liberales izquierdistas tienen cerebros que responden mejor y con más rapidez a la información compleja, a las situaciones con data ambigua e incompleta, y a la novedad.

Frank Sulloway, de la Universidad de California-Berkeley, hizo también pruebas dándole exámenes a varios sujetos que medían la capacidad para entender preguntas o juegos con situaciones rápidamente cambiantes y al correlacionar con las preferencias políticas de los examinados encontró que los izquierdistas eran hasta 4.9 veces más propensos a exhibir actividad neural en circuitos del cerebro que procesan información conflictiva, y 2.2 veces más propensos a sacar un resultado en la mitad superior de la distribución que medía la exactitud del examen.

Ahora hay que encontrar cual es el gen que codifica para las estructuras izquierdistas maleables del cerebro, y luego desarrollar alguna pildorita que haga que todos los bebés nazcan más izquierdistas e inteligentes, para así hacer progresar la humanidad y poder salir de los Bush y Rossellós de la vida (así como sus hordas de votantes derechistas) que tanto retrasan el avance de la humanidad.


Blogalaxia Tags:



9 comentarios:

Danny Ayala Hinojosa dijo...

uyuyuy esto me suena a los mismos argumentos del calentamiento global: se toma un estudio con un número de personas limitados y se concluye que los derechistas (que pueden pertenecer a una gran cantidad de ideas incluso inconexas o contradictorias) son cabeciduros frente a los izquierdistas (otra corriente igualmente diversa y hasta contradictoria) supuestamente brillantes.

Yo dudo seriamente de estudios tan parciales y simplistas que eluden miles de otras variables y que confunden causalidad con correlatividad. El que una persona abrace una determinada corriente política tiene muchísimas causas endógenas y exógenas que incluirían ciertamente factores biológicos (nutrientes que poseía la madre en la gestación o genes que se expresan en la inteligencia) así como factores exógenos como la cultura, la educación, los comportamientos observados y el ambiente.

Pero después de todo la inteligencia no implica optar por una u otra ideología. Creo que hay personas inteligentes en muchas ideologías que usan la inteligencia de una manera distinta: es diferente la inteligencia de Thatcher para acabar con sindicatos y sacar a Inglaterra de la crisis económica que la del Stalin socialista para asesinar 20 millones de rusos o la de Franklin Delano Roosvelt para imponer el New Deal destructivo y salir políticamente bien parado.

Ahora no sé si fue sarcasmo pero la última parte del post suena bastante fascista, crear una pildora para "crear izquierdistas" suena como las ideas del "Nuevo hombre socialista" o la "raza pura" de Hitler. Supone hacer un arriesgado (equivocado) juicio de valor e imponer un dogma sobre los niños antes de que nazcan vía alteración genética, lo cual no solo nos garantiza una sociedad robotizada y vulnerada en su libre albedrío, sino también nos garantiza una sociedad conflictiva, cada vez más pobre y atrasada, nos garantiza el derrumbe de la civilización como la conocemos.

Giova dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Giova dijo...

Bueno, pues el comentarista anterior se lo coge todo muy a pecho. Un poquito de sentido del humor nunca mato a nadie, sobre todo cuando esto es un "blog" y todo el mundo tiene derecho a sus opiniones...

Volviendo al tema cientifico... Algo que se deberia aclarar es que este estudio en realidad no dice nada sobre "nature vs nurture". Los resultados apuntan a una diferencia en la actividad cerebral de personas con puntos de vista "liberales" y "conservadores" (y aqui cabe resaltar que los sujetos en el estudio se auto-clasificaron y que el significado de "liberal" y "conservador" varia de cultura en cultura). Esto de por si es un resultado interesante pero no increiblemente sorprendente, sobre todo porque estudios sicologicos ya habian establecido diferencias de procesos de pensamiento dependiendo a la orientacion politica. El estudio sin embargo no dice nada sobre si estas actividades cerebrales son el resultado de aprendizaje o el medio ambiente (y esto puede currir en cualquier momento de la vida de un individuo) o establecidas geneticamente. Puede que todos salgamos a este mundo con la misma capacidad cerebral de ser liberales o conservadores pero que las experiencias o circumstancias alteren nuestras neuronas o sus conecciones de una u otra manera llegando a desarrollar procesos cerebrales diferentes y ideologias diferentes.

Cabe tambien decir que los autores del estudio no valorizan el hecho de que los liberales puedan adaptar su comportamiento mas facilmente. Es decir, ellos no dicen que eso sea bueno o malo. De hecho, de seguro ciertas personas vean eso como algo negativo y prueba cientifica del alegado "flip-flopeo" de John Kerry :-)

Ramón López dijo...

Danny, no te molestes si eres un conservador derechista. Yo no hice el estudio y como dice giova no se pueden sacar conclusiones serias de esto. Pero en vez de poner estudios de otros en duda, ¿Porqué no haces o buscas estudios bien hechos con controles adecuados QUE LOS REFUTEN? Esta táctica de "poner en duda" un resultado científico hablando mucho y con muchos "enlaces", pero sin evidencia empírica REAL a favor de la posición que defiendes es lo que hacen los creacionistas y "cientificos" pagados por compañías petroleras y republicanos para evitar llegar a conclusiones incómodas.

JC Villano dijo...

Hmmm, que interesante, quizás después de todo haya una relación entre las ideas políticas y la madurez fisiológica, si nos dejamos llevar por las conclusiones del estudio se podría decir que en la medida que la gente madura y se hace más sabia en base a la experiencia, sus ideas se vuelven más conservadoras y rígidas, se concluye esto fácilmente al conocer el enorme número de personas que son o se sienten izquierdistas en su juventud y según maduran y van aprendiendo de las realidades de la vida abandonan las supersticiones marxistas para siempre. No me parece que pueda hacerse una pildorita porque tendría el efecto secundario de tener gente inmadura en cuerpos ya maduros. La realidad es que quienes profesan ideas de extrema izquierda aún contra las lecciones de la historia son personas idealistas que se niegan a aceptar las pruebas y datos del fracaso de esas ideas, son gente que NO aprende por experiencia ajena.

Por supuesto, el otro extremo tampoco es muy bueno que digamos, los extremistas de la derecha religiosa son personas tan rígidas que creo que sus neuronas perdieron la capacidad de hacer conexiones, y entonces estamos los del centro, aquellas personas que apreciamos las virtudes pero resaltamos los defectos de las ideologías extremistas, lamentablemente el estudio no tiene datos sobre gente sensata con suficiente sentido común para separar el grano de la paja, ni se dejan embaucar por supersticiones marxistas ni se dejan tentar por mojigaterías derechistas. Me atrevo a apostar que aquellos que estamos en el centro del espectro político y sociológico tenemos una enorme ventaja biológica sobre los extremistas, then again, quizás el estudio no sean más que meras pamplinas, un estudio hecho a la medida de las ideas de sus autores que por supuesto, no pasaría el cedazo científico que personas como nuestro querido profesor exigen. ¿No es cierto mi estimado Moncho? :) JC Villano

Giova dijo...

El estudio no dice nada sobre la madurez. Todos los sujetos, liberales y conservadores, eran de las mismas edades relativamente. Y la prueba sicologica a la que los sometieron no tiene que ver nada con cuan maduro o inmaduro sea uno. La unica conclusion que se puede hacer de este estudio, y que los autores hacen, es que los liberales y los conservadores exhiben ciertas tendencias mentales diferentes.

Vamos gente! que estan sacando todo fuera de contexto y asumiendo conclusiones que nunca se hicieron. La objetividad y el metodo cientifico no se nos deben olvidar.

JC Villano dijo...

Giova, me temo que no entendió la intención de mi respuesta, todo lo que pretendía era ridiculizar las conclusiones políticas de Moncho con sus propios argumentos, resaltando diferencias que muy bien pueden deberse a grado de madurez de cada persona, recuerde que gente de la misma edad pueden tener diferencias asombrosas en su madurez, mientras unos mantienen idealismos infantiles, otros se han adaptado a la realidad que los rodea y han aprendido a separar el grano de la paja. Mencioné el método cientifico porque Moncho siempre insiste en que una teoría solo se considera con seriedad en el mundo cientifico una vez que los experimentos o pruebas en que se basan pueden ser repetidos por otros cientificos. Conozco a Moncho muy bien, de comunista rabioso en su juventud pasó a socialdemocrata vegetariano pero con el surgimiento del chavismo se le han vuelto las esperanzas de que finalmente un socialismo funcione, ese es el gran debate en Latinoamérica, la lucha entre los socialistas carnivoros o jurásicos y los vegetariamos que creen en la socialdemocracia. El estudio aunque interesante, dudo que tuviera en cuenta todos los factores, pero no me extraña que Moncho haya dejado atrás su rigurosidad cientifica, conociendo sus ideologías no era para menos. :) JC Villano

Ramón López dijo...

La rigurosidad la dejo para cuando hago ciencia de verdad. Obviamente mis comentarios en este blog son mucho menos rigurosos y más cargados hacia una línea política particular. Pero gracias por venir a leer y comentar, aunque estén en desacuerdo. Sea cual sea la interpretación, los datos de estos estudios son la mar de interesantes.

Danny Ayala Hinojosa dijo...

Estimado Ramón:

Primero aclaro que no soy "conservador derechista" soy libertario es decir liberal en lo social y liberal en lo económico, e spor eso que me molesta el simplismo y la falsa dicotomía evidente en el estudio, se asume que sólo existen dos corrientes de pensamiento cuando existen muchísimas, parece que "o se está con Bush o se está en contra" y esto hace que estudios así y posts que los secundan pierdan toda credibilidad.

Sobre los estudios que me solicitas, estos son necesarios pero baste la realidad conversando con la gente para saber como piensa y los resultados no pueden ser más contradictorios, hay gente de "izquierda" a favor del libre mercado y gente "de derecha" a favor de los impuestos, la gente muchas veces se cuelga un título ideológico sin saber exactamente que implica, al menos ese no es mi caso y si quieres puedo explicar qué es el liberalismo libertario en otro momento. Pero en serio, afirmar que un estudio así de simple reafirma esto o lo otro y que no toma en cuenta decenas de otras variables no puede tener credibilidad, el pensamiento humano es complejo, diverso y dinámico y no se ajusta a burdas simplificaciones estadísticas. (la estadística funcionaría si tuviésemos a mano el total o mayoría de variables inmersas en el proceso de modelamiento del pensamiento humano). Como ejemplo del caos ideológico que la gente tiene hay que notar que algunos izquierdistas realmente están en contra del servicio militar, la concentración del poder y los excesivos impuestos siendo mas bien liberales y hay conservadores como Bush que en la práctica ha aumentado el tamaño del estado federal y el gasto público siendo en la práctica un estatista intervencionista al mejor estilo socialdemócrata/socialista.

El otro argumento sobre los "creacionistas" pagados por corporaciones es una comparación cae por su propio peso pues no soy creacionista ni creo en el Calentamiento Global antropogénico ni en la economía planificada sólo por citar 3 falacias. Ese párrafo tuyo es sacar un argumento del hígado y no del cerebro, se llama "argumento del hombre de paja" y habla mal de un científico que lo use. Aparte me oarece bastante sano el debate y Giova y JCVillano han hecho buenos aportes también.