martes, 27 de noviembre de 2007

La resistencia es fútil


Si usted es un trekkie como yo debe de saber quienes son los Borg. No, no son tenistas suecos. Los Borg son una raza de cyborgs (seres parte orgánica y parte máquinas electrónicas) que supuestamente no tenían individualidad. Todos se unían en una gran "mente común" con un imperativo mecánico tan simple como horrorizante: Asimilar toda nueva tecnología y toda forma de vida que encuentren a su paso. Nuestros héroes del USS Enterprise se las vieron negras varias veces batallando a los Borg, pues su tecnología era muchísimo más avanzada y no había forma de razonar con ellos ni engañarlos, (como pasaba con todas las demás superinteligencias artificiales en Star Trek). Pero como siempre pasa en la ciencia-ficción los humanos siempre encontramos una ingeniosa manera de ganarle a los malditos extraterrestres que nos antagonizan. El punto de este artículo es que los Borg eran una de las razas extraterrestres más famosas y temidas de la ciencia-ficción por ser un ejército de máquinas tipo Frankenstein que parecían ser imparables debido a su gran tecnología. Lo que los hacía unos villanos tan temibles y repugnantes era su aberrante deseo de querer ser máquinas y querer que todos los demás nos convirtiésemos en máquinas también, a la buena o a la mala.

Esto pasa modernamente con los avances de la biotecnología, la clonación, la inteligencia artificial y la ingeniería genética. Los científicos las adoran y no pueden ir hacia el futuro del ilimitado poder que estas tecnologías nos prometen tan rápido como ellos quisieran. Pero muchas personas con valores morales a la antigua les tienen un miedo y una aversión terribles. Creen que el traquetear con el alma, la inteligencia y los códigos genéticos humanos nos va a convertir en una raza de Borgs sin valores morales, sin amor y sin felicidad.

Esta reflexión sobre los peligros y promesas de la tecnología para hacer cyborgs viene porque los Borgs de nuestros días se acaban de apuntar otro triunfo tecnológico impresionante. En esta interesantísima noticia vemos que investigadores de Duke University han implantado electrodos en los cerebros de monos macacos en las áreas motoras que controlan los movimientos de sus patas. Los electrodos capturan, purifican y procesan la señal, para entonces mandarla a través de la Internet a un par de piernas robot en un laboratorio en Kyoto, Japón. Y han tenido éxito en lograr que las piernas robot se muevan tal y como se mueven las patas de los monos. Esto promete ser un gran éxito a la hora de poder controlar prótesis biónicas directamente desde el cerebro como si fuesen nuestras manos y piernas biológicas.

No sé si esto a usted le excita, le repugna o le es indiferente. Pero ya podemos oír las voces del colectivo que con su entonación mecánica nos dicen confiados: "Somos los Borg. Prepárense para ser asimilados. Cualquier resistencia será fútil."


Blogalaxia Tags:



4 comentarios:

Danny Ayala Hinojosa dijo...

En realidad la idea detrás de la aparición de los Borg en Star trek es la crítica hacia el sistema socialista y todas las ideologías que apelan al "colectivo" por sobre el individuo.

Las ideologías colectivistas como el socialismo, el fascismo, nazismo, teocracias, populismos son intrínsecamente dañinas porque implican la destrucción de los derechos individuales para suplantarlos por unos etéreos "derechos colectivos" a su vez basados en un mal usado sentimiento de grupo llámese nación, raza, etnia, clase, religión...

¿La forma de suplantar los derechos con falaces derechos colectivo? el uso de la fuerza organizada: el Estado ¿la justificación? no otra que la falacia del Bien Común, un lugar común utilizado por políticos y ciertos intelectuales para defender lo indefendible: que el fin justifica los medios y que es válido pasarse por sobre los derechos de los demás para imponer una particular visión de la vida.

Ramón López dijo...

Es una posible interpretación de los Borg, pero no creo que sea la correcta. Los escritores de Star Trek eran siempre bastante liberales y en muchas ocasiones han dado "hints" de que el modelo económico que impera en la Fedración era uno de corte socialista. Claro, con replicadores y transportadores de materia-energía tener un sistema socialista de libertad individual y sin limitaciones ni clases sociales es algo más viable que en nuestros tiempos.

Danny Ayala Hinojosa dijo...

Hola Ramón, si en Star Trek te refieres a la sustitución de la moneda por el crédito, ello no desmerece la economía de mercado de igual manera como las tarjetas de crédito no lo hacen.

Por otra parte, si un sistema económico necesita de inventos tecnológicos previos, entonces ese sistema siempre tenderá a fracasar, pues sería un sistema de planificación social basado sobre los avances de una cultura anterior basada en el mercado y la iniciativa privada. No gratuitamente en otra serie, Star Gate, las culturas totalitarias enemigas han basado su avance en copias o robos de tecnologías de otras culturas estas sí más libres. Incluso Marx parece haberlo previsto, Marx imaginaba el socialismo como el futuro inevitable posterior al capitalismo, basado en los logros de este pero administrados colectiva-estatalmente una vez lograda la revolución. Marx no parecía creer que el comunismo emergería espontáneamente sin previas nociones de propiedad privada y libreintercambio.

El que los hipotéticos vulcano, los terrícolas o cualquier cultura avanzada haya desarrollado aviación, astronavegación, teletransportación, replicación, etc. nos lleva a pensar que en diverso grado esas culturas estarían basadas en razas de seres individuales que tratan entre sí, cada individuo pensando en su bienestar personal y razonando para conseguir bienestar futuro. De modo que la propiedad en culturas así es inevitable, primero porque el mismo hecho de existir como mente individual sobre un cuerpo deriva necesariamente en la conciencia de la autopropiedad. La capacidad de preveer varios escenarios a futuro y suceción de pasos para un fin determinado(característica de toda especie inteligente) deriva necesariamente en realizar un trabajo para obtener sustento en el ahora y encontrar la manera de obtenerlo en el futuro, ello incluye la habilidad de crear herramientas y conservarlas (propiedad sobre el logro personal), una tercera característica de una raza adelantada es la naturaleza de sus tratos con sus semejantes, la civilización radicaría en las instituciones que emergen en la sociedad (comportamientos consuetudinarios entre individuos), una sociedad de salvajes practicamente no tiene instituciones y sus tratos son agresivos: pillaje, secuestro, asesinato, autoritarismo del cacique. Una sociedad civilizada por el contrario ha cambiado las conductas de ganar-perder en ganar-ganar y sus instituciones reemplazan al pillaje, emergen el comercio en lugar del robo, el matrimonio en lugar del secuestro, la familia en lugar de la pandilla, el lenguaje en lugar de los aullidos, la lógica en lugar del oscurantismo, el mercado en lugar del despotismo, la producción en lugar de la extracción.

Necesariamente hablamos de que una civilización avanzada como tal es libre y los tratos en ella se realizan sin uso de la fuerza, sus gobiernos (si es que los hubieren) serían tremendamente limitados en poder o inexistentes. En una sociedad libre el sustento de cada persona se basa en su capacidad creadora y en el comercio de su logro, debido a que cada persona en esa sociedad busca comodidad presente y futura entonces demanda más y nuevos adelantos científicos para satisfacer sus necesidades en cualquier tiempo. Es debido a esta demanda que existe gente de ciencia en estas sociedades, simple concepto de división del trabajo, unos somos más brillantes escribiendo que fabricando ladrillos y hay gente con más capacidades científicas que otras. También el científico se encuentra en el mercado e interdepende en él, necesita buscar su sustento ofreciendo su trabajo y la gente necesita de su trabajo en forma de logros que llenen una necesidad.

Así es como una civilización logra astronaves, propulsión iónica o teletransportación: por el concurso de millones de mentes intercambiando sus logros en el mercado en ausencia de planificadores gubernamentales o pese a ellos. Que sería del computador sin tecnologías de aleación, sin las ecuaciones de Maxwell, sin la lógica de Boole, sin la electricidad de Franklin, los circuitos eléctricos Edison y miles de tecnologías obtenidas durante milenios por miles de mentes conocidas y anónimas que lograron sus avances en libertad o pese (y no gracias a) déspotas ilustrados, burocracias planificadoras o tiranos con poderes.

El caso de EEUU y Europa del siglo XIX de la revolución industrial frente al atraso de los regímenes totalitarios del siglo XX llega a mi mente para ilustrar los avances de sociedades libres y capitalistas frente al atraso y autoritarismo de sociedades intervenidas por estados y sus burocracias.

Kyo dijo...

Ha sido todo un placer leeros.
La posible idea de absorción-re conversión, evolución-revolución, así como el ciclo vital del ser humano, el universo-cosmos y todo lo que envuelve nuestra existencia, es como un leve silbido dentro de una gran canción.
Me encanta sentirme pequeño, pero único e imprescindible!