martes, 1 de enero de 2008

Un año que viene y otro que se va

¡Feliz Año Nuevo 2008 para todos los lectores de Ciencia e Independencia!

2008. Wow…Otro año más de vida en esta bella isla de Puerto Rico. Año electoral. Año bisiesto. Año olímpico. El planeta Tierra acaba de dar otra vuelta al Sol. Pero las vueltas son círculos (bueno, para ser exactos son elipses de acuerdo a la Primera Ley de Kepler). ¿Porqué empezar en este punto de la repetitiva órbita terrestre este día a las 12 de la medianoche, y no en otro punto de la órbita? Empezar el día a las 12 de la medianoche depende de la rotación de la Tierra para que el sol quede justo en el lado opuesto del lugar donde nos encontremos. ¿Por qué el día empieza a mitad de la noche en vez de al amanecer? ¿Por qué el año empieza el primero de enero y no en los solsticios de verano o invierno (como lo era por astronomía antigua para muchas culturas)? Mucho tiene que ver con nuestro eterno colonialismo por bandas. Circunstancias político-religioso-astronómicas configuraron el antiguo calendario de los romanos que cogió la Iglesia Católica que cogió el Imperio Español (y demás imperios europeos) que nos pasaron a los americanos de este hemisferio. Una convención fortuita que pasa de era en era sin nosotros saber como empezó o que relevancia tuvo en su momento. El año podría haber empezado cualquier día pero lo empezamos en el día denominado Enero 1 por los antiguos romanos. ¡Salve César!

2008 revoluciones al Sol desde que unos obispos decidieron robar una fecha pagana para asignársela arbitrariamente al nacimiento de Cristo. El año cero ¿sería el año del 25 de diciembre donde Chuíto supuestamente nació? ¿O el año número 1 de la Era Cristiana comenzó el 1ro de Enero aún cuando Cristo todavía no había nacido (según los cristianos que se inventaron la Navidad el 25 de Diciembre)?

De todas maneras es una buena excusa para celebrar arbitrariamente, beber, cantar, trullar, visitar la familia y quedarse despierto hasta tarde oyendo explosiones de petardos y tiros al aire (de un puñado de atorrantes sin cerebro que incurren en tal práctica no importa cuanto se enfatice lo peligroso de hacer esto en campañas publicitarias millonarias).

Así que para aliviar el "hangover" de lo bebido de más anoche, ¿qué mejor remedio que un poema filosófico de uno de los grandes maestros?

"Ni el pormenor simbólico

de reemplazar un ocho por un siete

ni esa metáfora baldía

que convoca un lapso que muere y otro que surge

ni el cumplimiento de un proceso astronómico

aturden y socavan

la altiplanicie de esta noche

y nos obligan a esperar

las doce irreparables campanadas.

La causa verdadera

es la sospecha general y borrosa

del enigma del Tiempo;

es el asombro ante el milagro

de que a despecho de infinitos azares,

de que a despecho de que somos

las gotas del río de Heráclito,

perdure algo en nosotros:

inmóvil."


Poema de Jorge Luis Borges.




Blogalaxia Tags:



4 comentarios:

Anónimo dijo...

Profesor: porque no haga comentarios en sus noticias, no quiere decir que se aprecio mucho el aprendizaje y su estilo unico que puertorriquenizar las noticias. Gracias

Anónimo dijo...

Quise decir:

Profesor: porque no haga comentarios en sus noticias, no quiere decir que no se aprecia. Agradezco el aprendizaje, y su estilo unico de puertorriquenizar la ciencia. Gracias

jibarodepr dijo...

Feliz año 2008 a todos mis compatriotas Borincanos!!!

Anónimo dijo...

De todas formas ya sabe que la propia Iglesia admite que Jesús nació en el año 5 o 6 antes de Cristo (disculpen la paradoja), aunque a estas alturas no parece importar ya mucho... :)