lunes, 26 de marzo de 2007

Astronomía y Cosmología



Aunque como profesor de la Facultad de Estudios Generales y como político me interesa mucho la relación entre la ciencia y otras disciplinas sociales como la política, la economía, la educación o la sociología debo confesar que mi doctorado y mi formación profesional es en ciencias completamente inútiles, que no producen tecnología alguna ni beneficios para la humanidad. Su atractivo principal es cultural. Entender las estrellas, el universo y de donde salieron todos esos puntitos de luz que veíamos por la noche (antes de que las luces eléctricas en las ciudades nos los borraran casi todos con su contaminación lumínica) es un buen tópico de discusión en fiestas, con los atalayas que quieren regalarte un paquín de como salvar tu alma los sábados en la mañana, o para conectar nuestra alma con el cosmos mediante el asombro y la filosofía. Pero que yo sepa ningún astrónomo se ha hecho millonario mirando por telescopios, o teorizando sobre el origen del universo y porqué rayos es como es.


Mi área de investigación es la Cosmología y la Física de Huecos Negros. Hice mi tesis doctoral sobre un problema sencillo de explicar pero matemáticamente horrendo de resolver (y aunque me dieron mi Ph.D. realmente nunca lo pude resolver). Todos vivimos en este planetita que gira alrededor de una estrella conocida como el Sol. Un enjambre de billones de estrellas flotando en el espacio se conoce como una galaxia. Todo parece indicar que dentro del corazón de cada galaxia habita un monstruoso hueco negro gigantesco que pesa millones, o hasta billones de veces más que el Sol. Los huecos negros son portales "one-way" que se tragan todo cuanto capturan con su increíblemente grande fuerza gravitacional. Lo que cae dentro de un hueco negro jamás puede volver a salir y desaparece de nuestro universo.





Mi problema consistía en calcular como orbitaría o caería dentro del hueco negro un objeto compacto que no se desbaratara antes de ser tragado, y que por ser tan pequeñito comparado con el gigantesco hueco negro se pudiera tratar como si fuese un punto geométrico. En la Teoría de la Relatividad esto es un serio problema ya que el hueco negro distorsiona el espacio y el tiempo a su alrededor y es extremadamente difícil decir donde está algo y exactamente cuando estuvo ahí.


El problema es de interés para los astrónomos porque al caer algo al hueco negro a velocidades comparables a la velocidad de la luz deforma y distorsiona el espacio y el tiempo (como doblar y traquetear con el espacio vacío, y peor aún, el tiempo es algo que requiere de una mejor explicación después). Esto crea una onda gravitacional (una onda que se propaga doblando el tiempo y el espacio vacío como una ola viaja en el mar cuando la superficie del agua se deforma). Estas ondas se deben poder detectar con observatorios sofisticados acá en la Tierra. Y nos traerían información valiosa desde el centro de las galaxias que nunca podemos ver con telescopios (por estar rodeados de estrellas y polvo interestelar). Y pistas importantes para entender de donde vino y como se formó el universo (que de verdad es lo que a mí como cosmólogo me interesa saber).

Hago este fascinante cuento porque el próximo semestre voy a ofrecer un curso electivo que diseñe sobre el Big Bang, y la eterna lucha entre la Ciencia y la Religión por explicar de donde vinimos y hacia donde vamos. Y como las tengo que escribir para mis estudiantes y mi experiencia es que a la gente le interesa mucho estos temas (si se le extraen las matemáticas porque si no, no los quieren tocar ni con un palo largo) pues me dedicaré a contestar preguntas esotéricas y fascinantes como:

¿Cuan grande es el universo? ¿Es infinito o tiene fin? Si empezó en una explosión, ¿que había antes de la explosión? ¿Cuantas dimensiones existen en realidad? ¿Habrá otros universos? ¿Podremos algún día viajar a las estrellas como en "Star Wars"? ¿Que es un "wormhole"?

Parecen ser preguntas que no tienen nada que ver con Puerto Rico o la Independencia, pero luego trataré de argumentar que de alguna tortuosa y maravillosa forma sí tienen que ver con nuestro diario vivir en Macondo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

psss metale mas informacion de k es la cosmetologia ok por k es necesario para los estudiante sale adios

Ramón López dijo...

Yo solo puedo hablar de "cosmología", porque de "cosmetología" los que saben son las peluqueras y beauticians, ¿no?