viernes, 24 de agosto de 2007

Ser “geek” es un honor


Si eres fanático de las 5 series de "Star Trek", si pasas horas muertas en frente de tu computadora y por eso te critica tu media naranja, si has roto noches enteras en frente de una consola de videojuegos hasta que te duelen los pulgares, si siempre quisieras tener lo último en la avenida en tecnología pero nunca tienes los chavos, si lees muchos libros a la vez, si le has metido mano con fuerza a algún manual de software para entender todas las opciones obscuras que posee, si citas a Yoda, a Luke, a Obi-Wan y a Qui-Gon Jinn, si leiste la trilogía de Tolkien más de tres veces y las películas de "Lord of the Rings" de Peter Jackson fueron una experiencia mística, si has dedicado horas a entender la escena entre Neo y el Arquitecto en "The Matrix Reloaded", y si tus héroes incluyen a Einstein y a Stephen Hawking, entonces eres de la Generación Geek.

En mi tiempo nos llamaban "estofones". Íbamos a parisear y gozábamos mirando las nenas en la high. Pero preferíamos un buen libro o una película de ciencia-ficción a un "party". Leíamos y coleccionábamos comics de Spider-Man y otros superhéroes de Marvel. Eramos un grupito pequeño que nos ridiculizaban los demás compañeros de estudio, pero nosotros nos sabíamos miembros del círculo secreto a los que se le daría un día el poder inherente de la ciencia y la tecnología que nos maravillaba e hipnotizaba.

Con la subida de Bill Gates a la fama como el "geek" más rico del planeta y la meteórica ascensión del Internet como una fuerza cultural de importancia, el ser "geek" (o "friki" como le dicen los españoles) pasó de ser miembro de una minoría ridiculizada por estofones y medio anti-sociales a ser un símbolo de status ultra-sexy, portador de gran orgullo y fama mundial. Ahora ser un ducho en C++; manejar con virtuosidad YouTube, Google y Facebook; o tener status de "gurú" en Windows, Linux, y MAC OS X lo convierte a uno en un semidios adorado por las masas cibernéticas contemporáneas.

Pero, ¿qué es ser un "geek"? Según el The New Hacker's Dictionary es:

"Una persona que ha elegido la concentración en vez de el conformismo; alguien que persigue la habilidad (especialmente la habilidad técnica) y la imaginación, en vez de la aceptación social de la mayoría. Los geeks habitualmente padecen una versión aguda de neofilia (sentirse atraidos, excitados y complacidos por cualquier cosa «nueva»). La mayor parte de los geeks son hábiles con los ordenadores y entienden la palabra hacker como un término de respeto, pero no todos ellos son hackers. De hecho algunos que son hackers de todas formas se llaman a sí mismos geeks porque consideran (y con toda la razón) que el término «hacker» debe ser una etiqueta que otras personas le pongan a uno, más que una etiqueta alguien se ponga a sí mismo.

Miembro de la nueva élite cultural, una comunidad de insatisfechos sociales, amantes de la cultura pop y centrados en la tecnología. La mayoría de los geeks se sobrepusieron a un sistema educativo sofocantemente tedioso, donde estaban rodeados de valores sociales detestables y compañeros hostiles, para terminar creando la cultura más libre e inventiva del planeta: Internet y la World Wide Web. Ahora manejan los sistemas que hacen funcionar al mundo.

Una descripción más completa aunque algo más larga incluiría a todos los «adictos a los videojuegos, apasionados, aficionados a la ciencia ficción, punks, pervertidos, nerds, especies de cualquier subgénero y trekkies». El tipo de personas que no va a las fiestas del colegio, promociones y otros eventos. Y que incluso se sentiría ofendida por la simple sugerencia de que tal vez estuvieran interesados (...)"

Soy Geek, ¿y qué?


Blogalaxia Tags:



1 comentario:

Juan dijo...

Estoy buscando vender mi pagina de internet que se llama estofones.com

Al principio pense utilizarla como algun tipo de servicio como el de Geek Squad, donde reparan equipos electronicos y hasta demuestran productos y servicios relacionados a la ciencia y la tecnologia, pero no tengo tiempo para dedicarle.

Quiza tengas a alguien interesado